Proceso de VermiCompostaje

 

Instalación

 

Instala tu Vermicompostador en un sitio sombreado y con ventilación.

Idealmente en un Balcón, terraza o jardín.

Tendrás 2 bandejas de trabajo, más la bandeja colectora de líquidos, que tiene una rejilla fina para contener las lombrices que puedan caer. Así las recuperas fácilmente y las devuelves a la bandeja  de trabajo.

 

Puesta en Marcha

 

En la bandeja superior puedes poner varias capas de papel de periódico o carton marrón como base y el Nido de Lombrices inicial que viene con algo de material ya descompuesto, para crear un ambiente favorable.

Luego poco a poco puedes ir agregando tus residuos orgánicos de la cocina, principalmente restos de fruta. Inicialmente no pongas mucho para darles tiempo a adaptarse a su nuevo hogar. Es importante mezclar el material fresco con el que ya está en descomposición. Y mantener bien ventilada la mezcla, removiendo con un rastrillo de Jardín.

 

Las lombrices no comen los residuos frescos, ellas esperan a que actúen las bacterias y hongos hasta reblandecerlos y luego succionan los nutrientes, pues no tienen dientes.

Por tanto puedes juntar tus residuos orgánicos de la cocina y al final de la semana ponerlos en tu Vermicompostador. También puedes agregar restos líquidos de zumos, té, café o infusiones.

 

La mezcla debe permanecer bastante húmeda, alrededor de un 80%, por lo que puede ser necesario agregar agua. Puedes guardar, para esto, el agua con el que lavas la fruta o las verduras y así aprovechas mejor tus recursos. El agua sobrante se colectara en la bandeja de líquidos, y podrás aprovecharla también como fertilizante líquido para las plantas.

 

Funcionamiento Normal

 

Al cabo de un mes aproximadamente tus lombrices se sentirán confiadas y seguras, comenzaran a comer más y a reproducirse. Por tanto podrás ir agregando poco a poco más residuos orgánicos. Veras la presencia de pequeñas bolitas brillantes verde/marrón, son los huevos. De aquí saldrán muchas larvas pequeñas y blancas, no te preocupes, es normal.

Estas nuevas lombrices irán creciendo hasta adultas y a su vez se reproducirán. Por lo que no es necesario que incorpores nuevos Nidos de Lombrices.

El ciclo tarda aproximadamente 3 meses. Y ellas mismas controlan su población. No te preocupes si ves presencia de otros seres, no les harán daño a tus lombrices.

 

La materia orgánica que vas agregando perderá mucho volumen por su alto contenido de humedad. Aun con esta pérdida de volumen al cabo de unos meses la bandeja superior estará bastante llena, entonces se será el momento de cambiarla de posición, dejando la bandeja vacía en la parte superior y la bandeja llena, de lombrices y material, quedara en segundo lugar.

Puedes continuar agregando los residuos orgánicos en la bandeja superior y las lombrices subirán solas en busca de comida fresca, guiadas por el olor y los líquidos provenientes de la bandeja superior.

 

El material de la bandeja inferior terminará de descomponerse y las lombrices poco a poco irán subiendo todas a la bandeja superior. Para cuando esta segunda bandeja superior este ya bastante llena, el contenido de la bandeja inferior estará listo para ser “cosechado”, como Humus sólido, el que puedes usar como abono o enmienda de cualquier tipo de cultivo o planta.

 

De esta manera tendrás de nuevo una bandeja libre para poner en la parte superior y continuar el ciclo.

Si ves presencia de pequeñas moscas u hormigas es porque en el Vermicompostador hay demasiados residuos y humedad. Para solucionarlo remueve bien la mezcla, deja de agregar residuos por unos días y pon un poco de papel de periódico seco en pequeños trozos.

gallery/proceso vermicompostaje
gallery/lombricco-vermicomposter-schematic

Que materiales NO se deben poner en mi Vermicompostador?

 

  • Materiales no orgánicos: vidrio, metales, plástico, briks
  • Restos del cenicero
  • Pilas o baterías
  • Medicamentos
  • Pañales desechables y toallas húmedas
  • Polvo recogido del suelo
  • Pelos, cabellos de ningún tipo
  • Restos de Bollería
  • Restos de todo tipo de carne, pollo o pescado, cocidos o crudos
  • Restos de comida cocinada, como arroz, pasta, sopa
  • Restos de comida con aceites, mayonesa y salsas
  • Productos lácteos (leche, yogures, quesos, salsas)
  • Restos de frutos secos, semillas o huesos
  • Restos de conchas o caparazones
  • Restos de caramelos, chuches o chocolates
  • Restos de cualquier tipo de alcohol, cerveza o vino
  • Excrementos de animales domésticos como perros o gatos
  • Excrementos de otros animales como caballos, conejos, cerdos
  • Papeles satinados, impresos con tinta de color o plastificados
  • Ceniza de madera tratada o de carbón (barbacoa, aglomerados)
  • Productos químicos de jardín o de la casa (fitosanitarios, pinturas, baterías, esmalte de uñas)

Que materiales SI se pueden poner en mi Vermicompostador?

 

  • Materiales orgánicos
  • Piel y restos de Frutas, cocidas o crudas
  • Piel y restos de Verduras, cocidas o crudas
  • Cascaras de Huevo
  • Restos de Café
  • Bolsitas o restos de Té, cuidando de retirar las grapas
  • Bolsitas o restos de Infusiones, cuidando de retirar las grapas
  • Cajas de Huevos, de cartón
  • Restos de jardín como Flores, hojas, ramas
  • Servilletas y papel de cocina usadas, siempre que no lleven aceite
  • Fibras vegetales, como fibra de coco
  • Papel de periódico