El vermicompostaje atrae moscas? y otros animales?

 

No, si el vermicompostador funciona correctamente no deberías tener moscas ni otros animalitos de ningún tipo.

Ratas, cucarachas, caracoles, gatos o perros no encuentran nada atractivo en el vermicompostador pues es todo materia en descomposición y no hay comida fresca que pueda llamar su atención.

 

Para eso tienes que mantener en equilibrio la mezcla y no poner más residuos de los que pueden procesar tus lombrices.

Cuando llevas un tiempo es muy fácil de saber si está el sistema en equilibrio.

 

Solo hay que tener más cuidado al principio, cuando recién has instalado tu vermicompostador y las lombrices están en su periodo de adaptación, pues es entonces donde no trabajan tan rápido y es bueno alimentarlas poco a poco, sin saturar el sistema, principalmente para no atraer moscas, que perciben el olor de los restos frescos.

Una vez pasada esa etapa, no hay razón para preocuparse.

 

Si es posible que dentro de la mezcla, si buscas cuidadosamente, veas algunos animalitos además de las lombrices, pero no es nada perjudicial para el proceso, es solo la comunidad que se ha organizado allí.  No es un problema.

 

Los pájaros se pueden sentir atraídos, para comer las lombrices pero normalmente el sistema funciona tapado, así es que eso no es un problema tampoco.

 

Si tu vermicompostador pierde el equilibrio y tiene muchos más residuos de los que pueden procesar es posible que tengas presencia de pequeñas moscas, si te ocurre eso, tienes que dejar de alimentar tu vermicompostador por algunos días y remover bien la mezcla para mejorar la ventilación.  

 

Falta de adecuada ventilación es la principal causa de problemas que puedas tener, por eso es importante que ubiques tu vermicompostador en un sitio donde pueda tener ventilación constante, preferentemente un balcón, terraza o jardín.

En ocasiones puedes tener presencia de hormigas, no es tan común, y normalmente es por causas ajenas a tu vermicompostador pero si estás en esa situación, la recomendación es la misma: deja de alimentar tu vermicompostador por unos días, aumenta la frecuencia con que remueves la mezcla y podrías tener baja la humedad de la mezcla, para eso puedes usar el agua con que lavas tus frutas o verduras  y puedes poner un poco en tu mezcla.

 

Como normalmente las hormigas provienen de otro sitio un buen truco para ahuyentarlas es poner en las patas del vermicompostador bastante sal, sal común,  eso les hace perder la señal química del camino y buscan otras salidas.