El Vermicompostaje requiere energia y agua para funcionar?

Energía

No, el  vermicompostaje no requiere de energía para funcionar, no es necesario conectarlo a la corriente eléctrica para mantener la temperatura, o el funcionamiento del sistema.

Sin embargo es importante tener un poco de cuidado cuando hace mucho frio porque si podría afectar a las lombrices, pero normalmente es suficiente con cubrir el vermicompostador con alguna manta o toalla durante los días o noches de mucho frio, con cuidado de no bloquear la ventilación pues es muy importante para el proceso.

En los días de verano, cuando la temperatura puede subir mucho es importante controlar que las lombrices estén en buenas condiciones, si intentan escapar del vermicompostador es un claro signo que intentan escapar del calor.

Para esos casos es bueno mantener la humedad alta, proteger del sol directo, si es posible, mantener una buena ventilación, removiendo la mezcla más frecuentemente y un buen consejo es poner una botella con agua congelada por encima de la mezcla, así las lombrices tienen un sitio donde refrescarse si lo necesitan.

Se puede alternar con 2 botellas con agua congelada y poner una cada día, sobre la mezcla.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Agua

En general no es necesario agregar agua al proceso. Los restos orgánicos de la cocina normalmente contienen mucha agua.

Una forma de aprovechar los residuos que generamos en la cocina para usarlos eficientemente en nuestro vermicompostador es reunir los residuos orgánicos que generamos y mezclarlos con restos de café, té y bolsitas de infusiones, con la precaución de retirar el hilo y la grapa metálica que a veces llevan.

También se puede agregar a la mezcla los restos líquidos de las infusiones, los pequeños pozos que no bebemos,  y también algo del agua que usamos para lavar las frutas y verduras.

Esta mezcla húmeda se puede guardar, por ejemplo en un tupper grande, en la nevera y al final de la semana poner todo en el vermicompostador.

Así, aprovechamos nuestros restos líquidos para mantener la mezcla húmeda y ayudar al proceso y no será necesario agregar agua extra al proceso.

En el caso excepcional que veamos nuestra mezcla muy seca, si sería necesario agregar agua, pues es fundamental para las lombrices estar en un ambiente húmedo para facilitar su movilidad y trabajo. 

En estos casos también es posible usar el agua que usamos para lavar nuestras frutas y verduras o el agua que usamos para cocinar verduras, una vez esté fría. De esta manera no es necesario usar agua del grifo para mantener húmeda la mezcla de nuestro vermicompostador.

 

 

Si se quiere agilizar y facilitar el trabajo de las lombrices y toda la comunidad de microorganismos beneficiosos que contiene el vermicompostador, se pueden agregar los restos cortados en trozos pequeños, eso acelera el proceso pues es más fácil para ellos trabajar en su degradación. Si no tienes tiempo o espacio para cortar en trozos pequeños los restos orgánicos de la cocina, el proceso se realizará igualmente solo que tomará un poco más de tiempo. Pero no es nada perjudicial para el proceso.

 

 

 

 

 

 

 

 

gallery/dsc00023
gallery/dsc00018