Cuál es el rango de temperatura adecuado para las lombrices y el proceso de vermicompostaje?

 

Para el proceso de Vermicompostaje se considera una temperatura óptima entre 18 a 25 grados centígrados, es decir es el rango de temperatura donde obtenemos el máximo rendimiento del trabajo de las lombrices.

 

Cuando la temperatura desciende por debajo de 15º C las lombrices entran en un período de latencia, disminuyen su actividad, dejan de reproducirse, de crecer y de producir humus, los huevos permanecen en estado de latencia sin eclosionar y pasan más tiempo encerrados los embriones, hasta que se presentan nuevamente condiciones favorables.

 

Por eso es normal que en la época de invierno notemos menor actividad en nuestro vermicompostador o tengamos la sensación de que no “vemos” las lombrices.

 

Si es posible protegerlas del frio sin obstruir la ventilación puede ser de ayuda para ellas.

 

Luego con el cambio de estacion veremos que se activa más la vida en nuestro vermicompostador y en verano debemos tener un poco más de cuidado, dependiendo de la zona donde vivimos y el sitio donde está ubicado el vermicompostador.

 

Si es posible, se debe proteger del sol directo y mantener una buena ventilación.

 

Normalmente las reacciones de descomposición generan calor, por lo que en invierno aunque se ralentiza su actividad no es demasiado peligroso para la buena salud de la comunidad de lombrices, pero en verano si el calor es extremo podrían morir por eso recomendamos buscar opciones para refrescar las lombrices en verano, como usar una botella de agua con agua congelada para poner encima de la mezcla y darles así un sitio donde refrescarse.